martes, 4 de octubre de 2011

AIKIDO Y TAI CHI CHUAN ¿Qué tienen en común? - Ambas son artes marciales internas - Ambas proceden del Kung fu Shaolín - Hacen uso del chi (palabra china) o ki (vocablo japonés que significa lo mismo) - Ambas son disciplinas orientales que favorecen la curación de lesiones traumatológicas, etc. - Tienen filosofías semejantes pero complementarias. - Ponen especial énfasis en el uso de una correcta respiración y en la conciencia del centro de gravedad, en Tai Chi (tan tiem o dan tian) - Ambas aparecieron en contextos similares de caos social… ¿Qué significa el hecho de que sean artes marciales internas? Esto significa que basan sus técnicas (en el caso del aikido) y sus formas (en el caso de tai chi) en el empleo, en el uso de la energía interior. Es decir; una disciplina marcial claramente externa (que usa la fuerza del cuerpo, sea ésta la de los brazos o piernas) es por ejemplo el Kung fu Shaolín, el karate o el taekwondo que usan los puñetazos o las patadas para fortalecer el cuerpo y a continuación la mente. No son artes marciales inferiores a las interiores, pero aún así su práctica regular acaba dejando secuelas en forma de desgaste precoz de las articulaciones…antes de lo que es habitual en el ser humano, cosa que con las disciplinas internas no pasa, ya que no usan la fuerza de músculos, tendones y articulaciones para realizar sus movimientos, sino que estos provienen de la energía interior del individuo, un concepto que en chino se llama chi o qi y en japonés ki, como ya hemos comentado antes. ¿Qué es el chi/qi/ki? Es la energía intrínseca que nos mantiene vivos, una energía capaz de dotarnos de cualidades extraordinarias si sabemos cómo usarla en unos momentos dados. Es la energía que permite la vida, la energía que causa los cambios de mareas, los ciclos de las estaciones, etc. Es la energía que es propia de la naturaleza que nos rodea y de nosotros mismos así como de plantas, animales, etc. Es un concepto difícil de explicar puesto que no es algo visible ni palpable pero sí que es algo que se puede experimentar y observar. Nacimiento del aikido y el Tai Chi: Las dos artes internas provienen del monasterio de Shaolín (aunque ambas se desarrollaron mucho después de la llegada de Bodhidharma al monte de Shaolín. El kung fu (del cual el aikido ya se ha desvinculado por causas históricas… que comentaremos más abajo) nació con la llegada de un príncipe de la India llamado Bodhidharma que cruzó la cordillera del Himalaya, renunciando a su vida de príncipe, para difundir el budismo en China. Él y su séquito transmitieron nuevas formas de meditación a los monjes que en aquel entonces habitaban el templo, pero al ver que estos se dormían al llevar a cabo sus ejercicios meditativos, les enseñó una serie de ejercicios físicos con el fin de evitar que los monjes del templo se durmieran mientras rezaban o hacían sus ejercicios de meditación. Así nació lo que más adelante se denominaría Kung fu (destreza de la fuerza) o Wu Shu (artes marciales tradicionales chinas) aunque otras artes marciales chinas ya estaban presentes allí hace 7000 años. Y de ahí se originaron muchas escuelas distintas, con muchas ramas, y llegó el punto en que fueron tantos los maestros que habían estado experimentando (por vía del ensayo-error) nuevos sistemas de lucha que ni con 200 años de vida de una persona se hubiera podido llegar a abarcar todas las escuelas de kung fu existentes. En ese momento China pasaba por momentos difíciles, ya que no era una nación como lo fue después o lo es ahora, sino que había muchos reinos enfrentados entre sí. Y fue entonces cuando el Kung fu dejó de ser cosa de monjes y nobles, los campesinos empezaron a utilizarlo para defenderse y se convirtió en una herramienta para sobrevivir. Entonces pasó algo clave para comprender lo que llegó a unificar a todos los que más tarde formarían parte del Imperio Chino, una persona sabia, ante tantas batallas y guerras sin sentido, pregonó unas ideas para frenar la escalada de violencia en esas tierras, esa persona fue Confucio (551 a.c – 479 a.c) unió las diferentes tribus recordándoles las antiguas tradiciones, maneras de vivir y cosas que compartían y así nació una nueva religión: el confucionismo, que se caracteriza por pregonar el respeto hacia la naturaleza, los conciudadanos, los ancianos, los padres, etc , así como una actitud pacífica con los demás (dicho muy por encima). Una de las artes marciales derivadas del Kung Fu Shaolín nació hace unos 800 años en el monte Wudang, al sur de China, allí se fundó una escuela taoísta de Kung fu que ponía especial énfasis en el empleo de la fuerza interna de la persona y la búsqueda del equilibrio, la harmonía, la longevidad…. El taoísmo existe desde hace más de 2000 años, está basado en el texto de Lao Tse, el Tao Te Ching, que habla del equilibrio en todo lo que existe, el yin se opone y forma parte del yang y viceversa, por encima de todo está el Tao (todo lo que existe, la fuerza superior que contiene el yin y el yang). Había nacido el Tai Chi. El Tai Chi lo conservó en secreto durante muchísimos años el clan de la familia Chen (que lo usaba como arma ya que eran guardianes de caravanas) de la aldea de Chenjiagôu, hasta que un sirviente que había estado espiando como practicaban los hombres Chen su arte de lucha fue descubierto (el hecho de espiar los entrenamientos del clan era castigado duramente) y el espía, Yang Lu Chan, fue retado en duelo con el mejor de los guerreros Chen, Yang venció y por primera vez le fue concedido a alguien el honor de difundir este arte por toda China, sus descendientes se encargarían, más tarde, de extenderlo por el mundo (con el tiempo las escuelas de Tai Chi también se fueron diversificando). Hoy en día el Yang es el estilo más practicado de Tai Chi Chuan. Estilos de Tai Chi Cuan: - Chen - Yang - Wu - Hao - Sun - Hu Lei - Zhao Bao (y muchísimos otros)
¿Que tienen el aikido y el Tai Chi de diferente? El aikido trata de resolver un conflicto violento o potencialmente violento, con el mínimo esfuerzo, usando la energía interna y no devolviendo la agresión, sea ésta de la forma que sea, sino que busca neutralizarla con el fin de evitar que ambas partes (agresor y agredido) sufran ningún daño y de esta forma convencer al atacante de que es él quién no tiene la razón, para que se dé cuenta y rectifique. El Tai Chi en cambio busca que ante una agresión, sea ésta del tipo que sea, uno reaccione estando enraizado como un árbol (en el caso de una lucha, enraizado en el suelo, y en el caso de una discusión enraizado en los propios principios) y flexible como un bambú (con la parte superior del cuerpo cediendo ante el ataque en caso de combate y cediendo ante los argumentos del oponente en una discusión, aunque manteniéndose firme como un tronco en sus principios, de esta forma la agresión va a parar a quien nos la ha dirigido) El aikido continúa teniendo su vertiente marcial como arte marcial que es, no es apto para personas ancianas y se necesita un lugar acondicionado con tatami para no dañarse durante las caídas y proyecciones. Se practica en parejas o grupos. El aikido es un ejercicio aeróbico. El Tai Chi Chuan ha perdido la marcialidad en muchos casos, se puede realizar tanto a temprana edad como cuando la persona es mayor, pasando por los estadios intermedios, no se necesita un lugar acondicionado para realizarlo. Se puede practicar en solitario. Es un ejercicio anaeróbico. Situación social en la que se creó el aikido y sus artes marciales madre: Japón es un archipiélago del Pacífico, sus habitantes aprendieron las artes marciales chinas, incorporaron su caligrafía y su lenguaje, muchas expresiones artísticas chinas, el zen es la pronunciación japonesa del Chán chino (meditación). Más tarde crearon sus propias artes marciales como el karate, el aikido, kendo, judo, etc. La historia de Japón es larga y compleja, pero cabe destacar que en el último de los cuatro periodos de la prehistoria japonesa (300 – 710 a.c) se empezó a cultivar el arroz, los japoneses empezaron a ser sedentarios (no nómadas) y más tarde surgieron los primeros líderes políticos (afirmando ser descendientes de los dioses) y los centros políticos se centralizaron. Entonces durante un periodo de tiempo prolongado Japón alternó entre diferentes clanes dominantes que se iban alternando, entre diferentes capitales, hasta que llego la historia documentada. En el siglo XII, tras un periodo de conflictos militares entre clanes, el emperador de Japón pasó a ser un mero espectador de la situación política y económica del país al autoproclamarse Minamoto no Yoritomo shogun (general jefe de las tropas del emperador), que estableció un gobierno militar. Dejando el poder militar y de gobierno en manos de los samuráis, grandes conocedores de artes marciales. Con el gobierno militar y las luchas por el poder hubo una gran opresión hacia el resto de la población por parte de los samuráis lo que llevó a varias revueltas campesinas. En este contexto los campesinos empezaron a utilizar gran variedad de artes marciales para defenderse de los samuráis, saqueadores, etc. a lo largo de los años. Una de las artes marciales samuráis era el Daitō-ryū Aiki-jutsu la cual fue enseñada por medio de Sokaku Takeda (samurái) a Morihei Ueshiba, practicante desde la infancia de diversas artes marciales, el cual se unió a la secta neo-sintoísta Ōmoto, que preconizaba la paz y la resolución de los conflictos, el líder del cual era Onisaburo Deguchi. El Daitō-ryū Aiki-jutsu nació como una herramienta para luxar articulaciones, romper y fracturar huesos e incluso matar a los enemigos en el campo de batalla. En 1941, Ueshiba , convencido de que había que luchar por la paz, decidió crear su propio arte; el aikido, el nombre del cual fue usado a partir de ese año. Aikido significa “Camino hacía la harmonía universal o “Camino hacia el amor universal”. Y a lo largo de los años se crearon las diferentes escuelas de aikido. Eso ha sido así hasta nuestros días. Y aunque es un arte marcial minoritario, hay cada vez más la gente que se une a esta experiencia. Algunas de las escuelas y estilos de aikido actuales: Aikikai Shodokan aikido Yoshinkan aikido Iwama-ryu aikido Shin Shin toitsu aikido (Ki akido) En conclusión: Sigo animándoos a todos/as a probar estos maravillosos artes marciales, no para el combate, sino porque nos enseñan otras maneras de ver las cosas, unas artes que harán nuestra vida más feliz, más plena y nos ayudarán a disfrutar de una existencia mucho más gratificante así como a superar los problemas y conflictos con mayor facilidad. ¡Probadlo!

2 comentarios: